Accede Mi espacio
suscríbete al boletín

'Morir', de Fernando Franco, ahondando en un estilo

07/10/2017-Películas recomendadas, Trailers / Avances 'Morir', de Fernando Franco, ahondando en un estilo
Marta (Marian Álvarez) y Luis (Andrés Gertrudix) es una joven pareja que pasa unas, en aparente, tranquilas vacaciones cuando él confiesa que está enfermo. A partir de entonces, ambos deberán enfrentarse a una proceso de enfermedad que conduce a un inevitable final. Franco adapta en Morir, la novela homónima de Arthur Schnitzler en una maniobra muy inteligente a la hora de traducir cierta atmósfera a sus imágenes así como al presente.
Morir es una película que se mueve en el límite, en el abismo, en cuanto a aquello que representa y en la manera en que lo hace. Franco deja que el punto de visto sea el de Marta, esto es, no la del enfermo, quien queda en un cierto segundo plano dado que lo interesa al director es seguir el proceso de ella y a las diferentes fases que pasa con respecto a la enfermedad. Esto no quiere decir que Luis no tenga relevancia. Franco estructura la película de manera fragmentaria, dividiendo de forma sencilla, mediante fundidos en negro, cada episodio o momento de la enfermedad para ahondar, sin necesidad de desarrollarlo de manera amplía, buscando que cada pasaje sea revelador de cómo afronta la situación la pareja y de cómo afecta a su relación de modo individual. A este respecto, se acerca a Marta, a sus cambios, a sus sentimientos, pero siempre desde una cierta distancia que, sin embargo, no crea un ahogo emocional.



El director constuye la película con un sentido geométrico en la elaboración de cada plano, con unos diálogos que quedan muy por debajo de las imágenes, en ocasiones siendo a veces poco creibles y prescindibles dado que las imágenes se valen por sí mismas para mostrar lo que Franco persigue con ellas. No es Morir una película condescendiente con aquello que muestra, busca que sea la puesta en escena la que transmita las ideas y las sensaciones, y Franco no tiene problema alguno para mostrar la ambigüedad de ambos personajes, sobre todo de Marta, quien pasa por diferentes fases a la hora de enfrentarse tanto a la muerte como a la vida, a seguir hacia delante. Y, sobre todo, Morir, en una historia al límite, cruda y doliente, habla de eso llamado amor, de sus límites, de su significado. Impone al espectador, eso sí, un posicionamiento que será cambiante, que hará que se replantee algunas ideas, aunque eso conlleve en algún momento rechazo.



Con Morir, Franco logra ir más allá de lo expuesto en La herida, la cual se puede recuperar en VOD como anticipo del estreno de su segunda película, en la cual ya se apreciaba que estamos ante un cineasta que toma riesgos, guste o no después el resultado, que busca que las imágenes, y a pesar de los diálogos, sean elementos narrativos propios llenas de significado. 

Top Cines

Recaudación de la última semana
Soleado 90% Blade Runner 2049 1.071.000 €
Intervalos nubosos, soleado 60% Toc Toc (2017) 694.000 €
Intervalos nubosos, soleado 53% El muñeco de nieve 534.000 €
Intervalos nubosos, soleado 48% Operación Cacahuete... 485.000 €
Intervalos nubosos, soleado 62% Tadeo Jones 2: El... 413.000 €
Intervalos nubosos, soleado 63% La montaña entre... 237.000 €
Soleado 70% La llamada (2017) 210.000 €