Accede Mi espacio
suscríbete al boletín

Goya 2017: Bayona, Arévalo y Suárez, los grandes ganadores

05/02/2017-Premios Goya 2017: Bayona, Arévalo y Suárez, los grandes ganadores
La 31 edición de los Goya ha dejado tres grandes ganadoras, Un monstruo viena a verme, con nueve premios, Tarde para la ira, con cuatro, y a Emma Suárez, que se ha impuesto como actriz de reparto y actriz protagonista, en una ceremonia aburrida y lenta, con algunos momentos reividicativos, con tan solo un número musical, y muy prescindible, y que, a pesar de haber durado algo menos que otros años, se ha hecho de nuevo larga y falta de ritmo. Por lo demás, tras una tarde marcada por el intento de boicot desde redes sociales, los Goya han vuelto a mostrar que son el escenario perfecto para la indignación (desde diferentes perspectivas) y para la crítica con el cine español, olvidando en ocasiones que son, simplemente, unos premios y cuya valor, salvo para quienes beneficien directamente, es aquel que se les quiera dar.

J.A. Bayona y su Un monstruo viene a verme ha se ha alzado con 9 premios, incluido Mejor Director, convirtiéndose en la película más premiada de la noche. Sin embargo, a pesar de haber ganado 4, Tarde para la ira parece salir como la gran triunfadora: Director Novel, Actor Secundario (Manolo Solo), Guion Original y Mejor Película, cuatro premios importantes que cierran un año magnífico en todos lo sentidos para su director, Raúl Arévalo, quien ha debutado a lo grande en la dirección, y ha subido en dos ocasiones ha por un premio.

Por su parte, Emma Suárez ha conseguido el Goya a la Mejor Actriz Secundaria, por La próxima piel, y a la Mejor Actriz Protagonsita por Julieta, el único premio para la película de Pedro Almodóvar, dos premios merecidos a una actriz que llevaba años buscando de nuevo su sitio.

Roberto Álamo como Mejor Actor ha sido el único premio para Que Dios nos perdone, mientras que El hombre de las mil caras ha logrado dos, Mejor Actor Revelación (Carlos Santos) y Mejor Guion Adaptado. 1898, Los últimos de Filipinas (Mejor Diseño de Vestuario), Cerca de mi casa (Mejor Canción), y El olivo (Mejor Actriz Revelación para Anna Castillo), han ganado un premio.

La ceremonia conducida por Dani Rovira no ha dejado, en verdad, nada para el recuerdo ni nada reseñable, con un aspecto austero pero con un ritmo lento y aburrido, sin apenas gracia; aunque, afortunadamente, con tran solo un número musical. Eso sí, dijeron que sería una ceremonia corta con respecto a otros años y así ha sido. Pero le ha faltado nervio, gracia, atrevimiento, como si hubiese un excesivo control de no salir de lo márgenes pautados. Y, por el contrario, nos ha dejado algunos momentos verdaderamente discutibles, como la reivindicación de la mujer a través de unos zapatos de tacón, o el enésimo chiste a costa de Penélope Cruz

A pesar de haber sido, en general, una gala bastante despolitizada, se pueden destacar varias reivindicaciones. Por una lado, al trabajo de los actores -otros años han sido los guionistas- dado que no todos los profesionales del gremio en España pueden trabajar; por otro lado, el intento de dejar claro, desde el discurso de Mariano Barroso e Ivonne Blake, pasando por algunos presentadores y galardonados, que el cine español revierte gracias a la taquilla mucho más dinero que el que el Estado invierte, algo que ha venido a responder a la polémica existente durante toda la tarde en las redes sociales con un intento de boicot, infantil y vacuo, a los Goya, siempre desde el ataque al tema de las subvenciones, un asunto ya demasiado antiguo y que, desde ambas partes, se suele tirar de lugares comunes sin una información más o menos precisa. Por último, en el papel de la mujer en el cine español, todavía insuficiente en comparación con los hombres en todos los ámbitos.

Con respecto a la relación con los partidos políticos, destacar que Barroso ha dado las gracias por algunos gestos, pero ha pedido un pacto de estado de todas las fuerzas políticas con respecto al cine. Silvia Pérez, al recorger el Goya a la Mejor Canción, se ha ocupado de reivindicar con varias estrofas de su canción dedicadas a los deshauciados.

Tres ideas que han estado presentes a lo largo de una ceremonia que, al final, ha premiado más o menos lo que era de esperar, sin grandes sorpresas: a la película más taquillera y a la sorpresa del año. Y, el resto, se ha contentado con lo que han éstas han dejado, menos Emma Suárez, para quien, al final, esta gala ha sido suya.

-Un monsutro viene a verme: Mejor Fotografía, Mejor Maquillaje y Peluquería, Mejor Dirección Artística. Mejor Dirección de Producción, Mejores Efectos Especiales, Mejor Sonido, Mejor Música, Mejor Montaje, Mejor Director (J.A.Bayona)
-Tarde para la ira: Mejor Dirección Novel (Raúl Arévalo), Mejor Actor Secundario (Manolo Solo), Mejor Guion Original y Mejor Película.
-El hombre de las mil caras: Mejor Actor Revelación (Carlos Santos), Mejor Guion Adaptado.
-Cerca de tu casa: Mejor Canción original
-El olivo: Mejor Actriz Revelación (Anna Castillo)
-Julieta: Mejor Actriz Protagonista (Emma Suárez)
-La próxima piel: Mejor Actriz de Reparto (Emma Suárez)
-Que Dios nos perdone: Mejor Actor Protagonista (Roberto Álamo)
-1898, Los últimos de Filipinas: Mejor Diseño de Vestuario
-Elle: Mejor Película Europea
-El ciudadano ilustre: Mejor Película Iberoamericana
-Timecode: Mejor Cortometraje de ficción
-Psiconautas: Mejor Película de animación
-Decorado: Mejor corto de animación
-Frágil equilibrio: Mejor Película Documental

Top Cines

Recaudación de la última semana
Intervalos nubosos, soleado 63% Tomb Raider 1.166.000 €
Intervalos nubosos, soleado 58% La tribu 1.163.000 €
Intervalos nubosos, soleado 56% Gorrión rojo 696.000 €
Soleado 78% La forma del agua 610.000 €
Intervalos nubosos, soleado 46% Un pliegue en el tiempo 512.000 €
Intervalos nubosos, soleado 64% El hijo de Bigfoot 492.000 €
Intervalos nubosos, soleado 61% Sin rodeos 469.000 €