Accede Mi espacio
suscríbete al boletín

Crítica: 'Historia de una pasión', de Terence Davies

06/10/2016-Crítica Crítica: 'Historia de una pasión', de Terence Davies
Historia de una pasión es la segunda película de Terence Davies que podremos disfrutar este año después del estreno de Sunset Song, algo llamativo cuando se trata de un cineasta cuyos proyectos se dilatan tanto en el tiempo. Quizá sea por la cercanía, pero una de las primeras impresiones que deja Historia de una pasión, es que se trata, en cierta manera, de la misma película, aunque pueda no parecerlo. En ambos casos el cineasta refleja la vida de dos mujeres enfrentadas a su tiempo y a su sociedad, entre otros puntos en común, si bien el peso específico de Emily Dickinson, su importancia como poeta, introduce un contexto cultural mucho mayor que, además, ayuda a Davies a construir su película. Pero más allá de las semejanzas, llama la atención la gran diferencia: mientras Sunset Song planteaba un trayecto de dentro a fuera, en Historia de una pasión se produce al contrario: la poeta acabará recluyéndose en su casa para no salir de ella en un proceso que va más allá de lo físico, se trata de uno interno en una búsqueda por parte de Dickinson de la pureza personal.

Davies en Historia de una pasión ha dado forma a una película que formalmente es tan rigurosa en su construcción como lo es su estructura. El cineasta británico se toma su tiempo, en ocasiones de forma considerablemente, para ir relatando la vida de Dickinson desde su adolescencia hasta su fallecimiento, pero no pretende ser un biopic, de hecho, aunque el objeto central de la película sea la poeta, en realidad Davies pretende trascender su figura para entregar una obra sobre una mujer que no solo se enfrentó a su época desde diferentes posturas, sino que, y ante todo, se exigió a ella tanto que creó una confrontación interna que impidió a Dickinson poder vivir en una cierta paz. Mediante un guion bien trabajado, que usa los poemas de la poeta para ilustrar cada momento, para mostrar de dónde salieron esos versos, Davies ha desarrollado una historia compleja y nada parcial alrededor de Dickinson. No rehúye poner de relieve su ambigüedad, su dureza y su debilidad, su proceso de una inocencia vital a una crudeza, igualmente, vital. Con un tono melancólico asentado en las magníficas interpretaciones, los personajes dialogan mostrando una dialéctica que denota la imposibilidad de grandes verdades. Y, de paso, la imperfección del ser humano. Y a pesar de ello, Dickinson, quien asumió su religiosidad como algo interior, con toda su complejidad, intentó abrazar una cierta perfección personal.



El cineasta británico construye cada encuadre con un sentido que podría decirse pictórico y que, sin embargo, es enormemente cinematográfico. Cada movimiento de cámara posee un sentido en relación a lo que escuchamos –sonidos, música, palabras…- y a lo que sugieren las imágenes, no solo a lo que vemos. Con una fotografía soberbia, transmite una época a partir de sus referentes pictóricos, pero, sobre todo, crea un sentido de encierro, de cierto claroscuro que no es otro que aquel que embarga a la poeta. Tras una primera parte desconcertante en su tratamiento de los diálogos y los personajes, la película se va endureciendo acorde con el paso del tiempo y, por supuesto, de la vida. Davies capta ambos aspectos de manera soberbia, creando transiciones temporales de una manera tan orgánica como magistral en su sentido cinematográfico.



Historia de una pasión esconde, además, algunos momentos memorables, como la ensoñación de Dickinson alrededor de un amante que nunca tendrá, la secuencia de la Guerra Civil, el paso de los años a través de unas fotografías que van mutando los rostros, un travelling circular que muestra y describe a los miembros de la familia o el propio final de la película. Historia de una pasión puede resultar ardua si el espectador no entra en ella ni se acomoda al ritmo que Davies impone, pero si se hace, entonces, disfrutará de una experiencia cinematográfica que, aunque relate una historia y busque transmitir unas ideas, a su vez apela a una narración sensorial.

Israel Paredes

Top Cines

Recaudación de la última semana
Intervalos nubosos, soleado 63% Tomb Raider 1.166.000 €
Intervalos nubosos, soleado 58% La tribu 1.163.000 €
Intervalos nubosos, soleado 56% Gorrión rojo 696.000 €
Soleado 78% La forma del agua 610.000 €
Intervalos nubosos, soleado 46% Un pliegue en el tiempo 512.000 €
Intervalos nubosos, soleado 64% El hijo de Bigfoot 492.000 €
Intervalos nubosos, soleado 61% Sin rodeos 469.000 €