Accede Mi espacio
suscríbete al boletín

Crítica de 'No respires'

31/08/2016-Crítica Crítica de 'No respires'
Fede Álvarez se dio a conocer internacionalmente en 2009 con su cortometraje Ataque de pánico, el cual se convirtió en un fenómeno en YouTube, contando con millones de visitas, su carta de presentación internacional que llevo a Sam Raimi a ‘ficharle’ para su productora Ghost House Pictures, en la que realizaría en 2013 Posesión infernal (Evil Dead), remake del original de Raimi de 1981. Una ópera prima que dejaba entrever tímidamente cierta personalidad tras la cámara a pesar de un resultado que no solo no superaba la película de Raimi, sino que los nuevos caminos frente a ella que buscaba no acababan de estar conseguidos dando como resultado una medianía algo autocomplaciente y funcional. Y sin embargo, tras ver No respires, esta primera producción cobra algo de mayor relevancia en tanto a que algunas ideas allí expuestas toman forma en la segunda película de Álvarez, que, es hora de decirlo, es una magnífica obra.

En la secuencia de arranque de No respires Álvarez, lejos de crear un simple movimiento de cámara virtuoso y llamativo, establece muchas de las pautas alrededor de las cuales girará la película. Pero, sobre todo, porque, al igual que en las secuencias de arranque siguientes, Álvarez nos muestra un paisaje urbano –y social- de la ciudad de Detroit que pronto desaparece cuando la acción se introduce en el interior de la casa en la que tres jóvenes entran a robar a un ex combatiente ciego; pero esas imágenes que quedan en un segundo plano marcan un momento, un tono, una atmósfera. No necesita más para contextualizar en un espacio decadente, casi ruinoso, en el que los jóvenes ladrones se mueven con la única aspiración de marcharse de ahí. A este respecto, al igual que en ese comienzo, surge el recuerdo de It Follows, porque aunque son dos películas bien diferentes en muchos aspectos, encontramos en ambas esa capacidad para llevar a cabo un retrato más allá de la narración que la complementa y enrique mediante la puesta en escena, a través de la atención a un contexto que rodea la historia y no como un simple paisaje figurativo.



Lo anterior es significativo porque Álvarez, que ha jugado con pocos elementos a la hora de construir No respires, es capaz de conducir el guion hacia un mayor interés gracias a un trabajo visual, de gran fuerza y vigor, con el que no necesita incidir demasiado, tan solo mostrar. Porque el cineasta ha concebido No respires siguiendo el modelo de las películas de asalto doméstico a través de una elaboración de la imagen, y el sonido, que van creando la acción, pero también conduciendo las sensaciones. Sabedor de que quizá cuenta con pocos elementos con los que jugar, con algún que otro giro de guion no exento de humor muy negro, Álvarez ha llevado a cabo un ejercicio formal en el que la imagen envuelve y  conduce todo, con una búsqueda de crear una experiencia audiovisual agobiante pero realmente sugerente en el que lo anteriormente comentado sobre el sustrato social y humano toma un peso mayor gracias a que viene transmitido mediante la acción sin necesidad de ningún comentario que subraye las ideas ya planteadas en las imágenes.



No respires se presenta como una de las mejores películas de los últimos meses que desde su aparente sencillez esconde un trabajo formal inteligente, que transmite, incluso, el gusto por narrar, por el cine si se quiere, sin necesidad de recurrir a referencias cinéfilas ni a juegos formales manieristas. La película de Álvarez se une a otras películas de este año, como Infierno azul, La invitación o Green Room, que desde diferentes géneros y propuestas, pero en todos los casos desde una cierta modestia, han demostrado que se puede partir de esquemas más o menos establecidos para a partir de la puesta en escena proponer nuevas posturas cinematográficas desde el género.

Israel Paredes

Top Cines

Recaudación de la última semana
Soleado 77% Thor: Ragnarok 970.000 €
Intervalos nubosos, soleado 56% El secreto de... 883.000 €
Intervalos nubosos, soleado 61% Feliz día de tu muerte 799.000 €
Intervalos nubosos, soleado 61% Oro (2017) 587.000 €
Intervalos nubosos, soleado 63% La librería 437.000 €
Intervalos nubosos, soleado 62% Annabelle: Creation 268.000 €
Intervalos nubosos, soleado 40% Deep 259.000 €