Accede Mi espacio
suscríbete al boletín

Crítica de 'Jumanji: Bienvenidos a la Jungla', de Jake Kasdan

21/12/2017-Crítica Crítica de 'Jumanji: Bienvenidos a la Jungla', de Jake Kasdan
Se tiene la sensación que reivindicar una película como Jumanji: Bienvenidos a la Jungla, dirigida por Jake Kasdan, puede parecer extraño a primera vista, dado que se trata de la típica película asumida como cine de consumo –que lo es, y no pasa nada, aunque es discutible- y sin demasiadas ambiciones más allá de la taquilla –cierto pero también discutible-, esto es, un producto destinado a cierto tipo de espectador y que no posee la dignidad suficiente como producción para ver ella más virtudes que defectos. La sensación, claro está, es más personal que quizá real, pero algo permanece a la hora de hablar de una película que se erige como una de las mejores producciones comerciales de este año.

Jumanji: Bienvenidos a la Jungla puede considerarse una suerte de secuela de Jumanji, dirigida en 1995 por Joe Johnston, dado que parte de su guion surge de uno desechado en los años noventa, cuando se quiso realizar una segunda parte debido al éxito de la primera. Pero, de manera estricta, estamos ante una película que sigue su propio camino con respecto aquella, de hecho, si en la dirigida por Johnston eran los elementos del juego los que se introducían en la realidad, en esta ocasión, son cuatro jóvenes quienes se introducen en él. Aunque la película arranca a mediados de los noventa para presentar a un personaje que, después, tendrá protagonismo, la acción rápidamente se dirige a nuestro presente, evitando de este modo contextos lejanos y, con ello, evitando caer en lo referencial directo con la primera entrega.

Así, de manera rápida y concisa se presenta a los cuatro jóvenes: Spencer (Alex Wolff), Fridge (Ser`Darius Blain), Bethany (Madison Iseman) y Martha (Morgan Turner), quienes castigados en el instituto, de manera tan casual como aleatoria, comienzan a jugar a Jumanji para ser absorbidos por el juego, en el cual, tras haber elegido un personaje, devendrán en él. Spencer se convierte en el Dr. Smolder Bravestone (Dwayne Johnson), Fridge en ‘Moose’ (Kevin Hart), Bethany en el profesor Shelly Oberonun (Jack Black) y Martha en Ruby Roundhouse (Karen Gillan). Cada uno de ellos, por supuesto, se convierte en su opuesto en la vida real: el nerd Spencer en el musculado Bravestone, el musculado Fridge en el enclenque ‘Moose’, la obsesionada por su aspecto Bethany en un hombre como Shelly y, finalmente, la retraída Martha en una especie de guerrera. Claro que, dentro de esos nuevos avatares, sus personalidades permanecen.



Una vez en la jungla, e introducidos en una aventura como personajes con tres vidas cada uno, deberán lograr restituir el orden de Jumanji. Kasdan evita el realizar una puesta en escena que emule los videojuegos y, en este sentido, podría considerarse Jumanji: Bienvenidos a la Jungla como menos arriesgada de lo esperable; aunque, en cierto modo, se agradece. Porque lo trasciende gracias, precisamente, a alejarse de ello y apostar por una construcción visual basada en un sentido de la aventura muy clásico en el que la interacción de los personajes y el sentido de comedia, entregando algunos muy buenos momentos al respecto, van conformando el ritmo de una aventura que posee los elementos de acción justos que a la larga acaban teniendo menos importancia que la evolución de los personajes. No vamos a decir que Jumanji: Bienvenidos a la Jungla muestre una gran complejidad; tampoco la necesita en realidad. Se contenta, y es suficiente, por armar una película que no decae y en la que la sencillez del planteamiento y la concisión narrativa, acaban siendo grandes virtudes para una película esencialmente desinhibida. Se aleja considerablemente de propuestas en las que la imagen se infla en busca de una elegancia que, Jumanji: Bienvenidos a la Jungla, posee tan solo con una construcción visual adaptada a la narración. Convencional si se quiere, pero efectiva y, en muchos momentos, muy bien elaborada, curiosamente, destacando más en el primer plano que en el general, cuando la acción se impone.



En un año en el que el cine comercial ha mostrado diversos aspectos de cara al futuro inmediato, y en muchos casos arrojando un balance poco favorable, Jumanji: Bienvenidos a la Jungla demuestra un camino, para nada desconocido, en el que prima un sentido casi primario del cine en un sentido totalmente positivo del término en tanto a que no busca ser más que lo que es y, a partir de ahí, alejarse de emociones falsarias de cara a epatar al espectador. Los cuatro protagonistas responden a una construcción muy simple pero certera, con unos elementos en su personalidad que deben superar y que, dentro del juego, interactuando entre ellos, lograran regresar a la realidad de otra manera. Un camino de maduración que Jumanji: Bienvenidos a la Jungla plantea de manera clara y con bastante acierto, con un gran sentido del humor y sin forzar el discurso ni introducir los ya insoslayables traumas paternales que recorren el cine comercial actual en una gran mayoría. Se aleja de su predecesora para construir algo nuevo con personalidad y esencialmente divertido.

Israel Paredes

Top Cines

Recaudación de la última semana
Intervalos nubosos, soleado 57% Insidious: La última... 1.028.000 €
Intervalos nubosos, soleado 66% Perfectos desconocidos 999.000 €
Intervalos nubosos, soleado 57% Jumanji: Bienvenidos a... 927.000 €
Soleado 87% Star Wars: Los... 878.000 €
Intervalos nubosos, soleado 65% El gran showman 857.000 €
Intervalos nubosos, soleado 60% Ferdinand 565.000 €
Soleado 86% Coco (2017) 501.000 €