Accede Mi espacio
suscríbete al boletín

Crítica de 'Amar', de Esteban Crespo

20/04/2017-Crítica Crítica de 'Amar', de Esteban Crespo
Retratar el amor adolescente es una tarea francamente complicada que no suele dar buenos resultados. En parte porque, desde cierta edad adulta, la adolescencia se mira con recelo debido a lo que representa y a lo que nos evoca. Cuanto más puro es el acercamiento a ese momento de construcción de identidad que oscila entre dos épocas tan opuestas, sin pertenecer a ninguna de ellas pero siendo parte de ambas, suele devolver una imagen abrupta e irracional que a veces cuesta discernir desde la llamada madurez. Crea recelo y distancia, e imposibilita, por decisión normalmente propia, el situarse en ella.

Esteban Crespo, en su debut en el largometraje, ha intentado acercarse al tema en Amar de una manera limpia y abierta, sin tapujos, rehuyendo en la medida de lo posible el filtrar el relato mediante un comentario adulto de los sucesos. Esto conlleva que Amar sea en gran medida un salto al vacío por su parte, un trabajo arriesgado de narrar un amor adolescente desde lo desaforado de unos sentimientos excesivos, de un calado irracional que, en verdad, no deberíamos tan solo de circunscribir a la adolescencia. Así, Laura (María Padraza) y Carlos (Pol Monen), de diecisiete y dieciocho años respectivamente, mantienen una relación intensa, tanto física como interior, hasta que toman la decisión de ‘darse un tiempo’, momento en el que el drama aflora cuando, básicamente, surjan los celos.



En Amar, Crespo demuestra que se ha tomado muy en serio el intento de dar consistencia a la película a través de la puesta en escena, con elecciones visuales muy interesantes, como la idea, ya apuntada al comienzo de la película, de introducir un halo de irrealidad en la historia que transmita la excesiva emocionabilidad de la relación de los dos jóvenes. Del mismo modo, en las escenas de sexo, busca la aproximación a los rostros antes que a los cuerpos, aunque en este caso fracasa al intentar trascender el acto e introducirse en el interior de los personajes. Casi descorporeizados pero extremadamente sexualizados, los dos jóvenes creen ver en su relación algo más de lo que es, algo más intenso y vital. Pero ahí reside, claro está, la idea de Crespo: mostrar el gran drama oculto del desamor como consecuencia del amor.

Y si no consigue sus propósitos se debe a que falla en un guion que en su pretendida búsqueda de naturalismo y realismo regala momentos irrisorios, aunque, todo sea dicho, se presienten muy reales; pero que convierte la dicción casi amateur de los actores en una tortura auditiva en determinados momentos. Mientras que Crespo intenta dar cierta consistencia visual a la trama, el guion apenas consigue mantener el interés de un desarrollo argumental en exceso largo para lo que propone, incapaz de realmente conseguir transmitir la dureza del drama, sobre todo en lo referente a Carlos, de lo que se presenta. Y si consigue que entendamos las motivaciones de los personajes se debe a la adecuación perfecta a uno relato de iniciación en la vida que ya conocemos.



Aunque la acción de Amar se introduce en un contexto urbano actual, lo cual queda evidenciado constantemente, Crespo ha pretendido, a su vez, crear un relato más general, de mayor trascendencia, pero nuevamente ha quedado varado en la indecisión. Así, no es Amar un relato generacional de la juventud presente, pero tampoco alcanza a tener una hondura mayor ni, incluso, a ser el retrato certero de dos personajes. Al final queda la sensación de que en Amar había más ambición que, a la larga, elaboración, a pesar de que sus imágenes en determinados momentos puedan dar la impresión de mucho más de lo que en realidad es: una película intrascendente que confunde en muchos momentos, en demasiados, lo trágico con el drama desaforado. 

Israel Paredes

Top Cines

Recaudación de la última semana
Soleado 76% Spider-Man: Homecoming 1.119.000 €
Intervalos nubosos, soleado 42% Transformers: El... 1.089.000 €
Soleado 96% Dunkerque 698.000 €
Soleado 75% Atómica 497.000 €
Intervalos nubosos, soleado 63% Gru 3. Mi villano... 407.000 €
Intervalos nubosos, soleado 50% Abracadabra 403.000 €
Soleado 84% La guerra del planeta... 349.000 €